PREGUNTAS FRECUENTES

Yo amamanto y quiero seguir haciéndolo. ¿Puedo hacer el entrenamiento sin alterar la relación de amamantamiento con mi hijo?

¡Claro! Durante la consulta discutimos tus metas y también tus deseos de lactancia y a partir de esto creamos un plan personalizado. Es probable que notes que la alimentación de tu hijo también mejora conforme aprende a dormir.

Queremos que nuestro hijo se quede en la habitación con nosotros. ¿Es posible entrenar y seguir practicando el colecho?

El entrenamiento del sueño no significa automáticamente que tu hijo tenga que dormir en su propia habitación. Tus deseos de colecho y los objetivos del método los platicamos a detalle durante la consulta antes de crear un plan que se acople a tu situación.

¿Qué pasa si mi hijo se enferma durante las semanas de entrenamiento?

La enfermedad es algo que, desafortunadamente, no se puede prevenir y que impacta en el entrenamiento del sueño. Si tu hijo se llegara a enfermar, es posible que tengamos que pausar el entrenamiento. Pero no te preocupes, te daremos consejos e instrucciones para superar este periodo y prevenir que tengamos que empezar desde cero. Tan pronto como tu hijo se sienta mejor, retomamos el entrenamiento.

¿Puedes garantizar que mi hijo no llorará?

Desafortunadamente, eso es algo que nadie puede garantizar. Lo que sí puedo asegurar es que uno de los objetivos del método que usamos es limitar el llanto. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que, si tu bebé está acostumbrado a ciertos hábitos a la hora de dormir, es posible que proteste cuando se los cambies; y en el caso de los niños pre-verbales, llorar es la manera más eficiente que tienen de hacernos saber sus inconformidades. La intensidad del llanto dependerá de la edad y temperamento de cada bebé y de los métodos para dormir a los que hayan estado acostumbrado. Nunca te pediremos que dejes a tu hijo llorando solo en la cama. En este proceso de aprendizaje tú lo acompañarás, brindándole seguridad física y verbal, siempre respetando el espacio que tu bebé necesita para aprender a dormir.

¿A partir de que edad podemos empezar el entrenamiento?

A partir de los seis meses. Nosotros no entrenamos a bebés más pequeños, ya que sus ritmos de sueño y alimentación todavía están en pleno desarrollo. El ritmo circadiano, también llamado reloj biológico, aún no se ha desarrollado y todavía no pueden auto-regularse. Pero si quieres empezar a crear hábitos de sueño saludables antes de los seis meses, podemos ofrecerte estrategias y consejos de cambios graduales que puedes aplicar para que toda tu familia goce de un mejor descanso desde los primeros meses.

¿El entrenamiento del sueño siempre es exitoso?

La probabilidad de éxito con el método Gentle Sleep Coach es del 95%. Este método, que ha ayudado a miles de padres, fue desarrollado por Kim West, una de las especialistas en sueño más reconocidas en el mundo. Ha trabajado con niños con problemas de sueño por más de veinte años y es co-fundadora de la Asociación Internacional de Consultores de Sueño Infantil. En mi experiencia, los casos menos exitosos son en los que el método no se aborda con constancia o cuando los padres no se encuentran motivados. Pero si trabajamos juntos en el plan creado específicamente para ti, los cambios en el sueño de tu bebé serán evidentes.

¿Tienes más dudas?